CCTV (Circuito Cerrado de Televisión)

Su aliado en las TIC´S

Los sistemas CCTV se han convertido en un factor fundamental para la prevención supervisión y control de riesgos  que se pueden presentar en una empresa, logrando así reducir perdidas, incidentes de inseguridad y mejorando la efectividad  de los procesos de la organización. 

Supervisión y control: El efecto más importante con la adquisición de un sistema CCTV es obtener mejor supervisión y control de los clientes y los colaboradores en una organización. Un buen sistema CCTV permite al personal de seguridad monitorear un área extensa con pocas personas y hacer más efectiva la vigilancia.

El control y la supervisión continua por medio de un sistema de CCTV hacen que los empleados trabajen de manera más efectiva, de que ofrezcan el servicio deseado a los clientes y tomen menos pausas en su trabajo. 

Reducir costos de vigilancia y supervisión: Un sistema de CCTV puede reducir drásticamente la necesidad de personal de control. La posibilidad de cubrir áreas más extensas y puntos remotos desde una central permite obtener información en tiempo real y confiable, además de convertirse en soporte legal para la toma de dediciones. 

Reducción de pérdidas por robos: Los robos en una empresa tienen tres orígenes principales, es decir, pueden ser producidos por: Clientes, empleados o personas ajenas (ladrones o intrusos). Para todos los casos, un sistema CCTV es un factor muy importante y determinante que puede reducir considerablemente las perdidas en una empresa. No solamente porque las personas se cuidan más al saber que están siendo vigiladas, sino también porque se descubren fácilmente los culpables revisando las grabaciones y se toman medidas para el futuro.